Veamonos Sin Maquillaje al Espejo

Culpar a otros por nuestros caminos errados es una clara demostración de lo ineptos que somos y lograr evadir cualquier pena terrenal no es una demostración de astucia, solamente son agravantes para cuando el juicio final llegue y no acepten ese maletín de dinero para abrir los portones al cielo.