Una Decision Para Toda La Vida

La conflictividad interna que nos ocurre cuando queremos justificar nuestro deseo con lo que tenemos internamente impreso (que queremos que esté ahí, no obligados por cosas externas), es sumamente difícil y nos trae a tener que tomar rumbos de vida alternos a veces por caprichos. Falta de sinceridad con nosotros mismos, luchas por traumas del pasado o simplemente debilidad en poder tomar la decisión difícil que requerirá dejar ir una parte de nuestras vidas; inmadura por colocar un calificativo que se entienda y trascender hacia una adultez que siempre pensamos llegaría en otro momento lejano no en este preciso momento que llegó de sorpresa.