Traicionado

En este mundo que vivimos somos expertos en rápidamente condenar a alguien de habernos traicionado si las cosas no ocurrieron tal y como nosotros esperábamos.  Asignamos la culpabilidad de los resultados con un cien por ciento de veracidad en que lo ocurrido fue porque esa otra persona o personas, traicionaron.  Es mucho más fácil poder seguir con nuestras vidas si hacemos esto, culpamos a alguien más y procedemos con nuestro día, fácilmente olvidando lo que acaba de ocurrir, condenamos y cerramos el caso.  Pero, que aprendimos de esto, como crecimos, en que nos ayudó haber pasado por esa situación y poder no repetirla, si al final del día, no aceptamos nuestros errores.  Nos llenamos de rencor o, el ¨no me importa, me da igual¨ o sea engañarse, engañarte a ti mismo es lo que te trajo a donde estás justo ahora. 

Traición

Del lat. traditio, -ōnis.

1. f. Falta que se comete quebrantando la fidelidad o lealtad que se debe guardar o tener.

a traición

1. loc. adv. Alevosamentefaltando a la lealtad o confianza.


Muchas veces, la idea de una traición puede ser enteramente formulada en nuestras cabezas por no estar poniendo atención a las cosas que se están desarrollando en nuestras caras. Para decirlo de otra manera, no estamos escuchando lo que se nos está diciendo o viendo cómo está siendo la interacción realmente. Nos vamos encerrando en nuestra propia ilusión y adelantando nuestra imagen de lo que serán los resultados tanto que se nos olvida ver el presente o peor aun, viendo el presente lo ignoramos a tal grado que fantaseamos situaciones distintas a lo evidente. En definitiva, pasarán traiciones reales en nuestras vidas, que a pesar de estar en clase siempre ocurrirán, existen traiciones reales obviamente, más cuando has tenido alguna inversión emocional y de confianza, jamas podrias esperarte lo que ocurrirá, eso es una traición de libro. Mucho creo, que esas traiciones serán la minoría en nuestra existencia si tan solo comenzamos a practicar una escucha activa. Blanco es blanco, azul es azul, por mucho que nos mintamos lo que es, es, engañarse, te hará ver colores que no te han pintado en negritas en tu cara.


Autoengañarnos únicamente prolonga e intensifica ese sentimiento de traición que estás viviendo porque con el tiempo que va pasando más es tu apego emocional y más difícil es tomarte un respiro, con unos cuantos pasos atrás para realmente ver lo real.  Ahora le agregamos un poco de autocompasión y estamos creando un combo para que nos atoremos en nuestra propia fiesta de destrucción emocional.  Autojustificación es también otro elemento de este combo, ahora con postre, esencial en nuestro deterioro ante cualquier instancia desfavorable a nuestra realidad creada.  Pensar en que nos merecemos algo, que tu empeño te ha hecho acreedor de lo que seas y si no lo obtienes, el mundo está en tu contra.  En nuestras mentes usamos estos tres autos así como utilizamos los consejos de esa persona que nos dio la razón, luego de haber pasado por quince personas antes que te dijeron lo que no querias oir.  Heridas autoinflingidas para cerrar el cuarteto de autos, ocurren por culpa propia, por falta de honestidad propia, escucha apropiada, análisis imparcial, debemos aprender a primero ver en qué estamos fallando nosotros antes de asignar culpas a terceros.


Algún peligro que puede salir de no estar en lo que estamos es que lleguemos a formar sentimientos de venganza y odio donde antes había esperanzas y fidelidad.  No nos convirtamos en algo que no somos o comenzar a expresar o actuar de forma radical, en reproche a que, en deterioro a quien?  Reconozcamos los sentimientos que estamos teniendo, si no lo logramos hacer antes de ser ¨traicionados¨ pues ahora, que realmente nos tocará solos, no nos hundamos por un capricho mal direccionado que únicamente nos hará daño a nosotros mismos.  Habrán muchas instancias en nuestra vida que pasaremos por nuevas oportunidades, cuando esto ocurra, seamos pacientes, mantengamos un nivel de prudencia y compostura conmensurada.  Nuestras emociones son actos instantáneos como lo ha mencionado antes, los sentimientos que quedan por más tiempo, debemos de aprender a controlarlos ni muy arriba ni muy abajo, ecuánimes.  Aseguremos fehacientemente y ya en un ambiente de valor, mucha confianza  y respeto podemos realmente desechar ese gran rótulo de precaución que debemos utilizar para no sufrir de una traición.


El otro lado de la moneda; tengamos mucho cuidado nosotros mismos de cometer traiciones.  No somos infalibles a cometer tales hazañas en contra de las personas que nos rodean, sea una pareja, socios de trabajo, compañeros, compatriotas, cual fuera la posible víctima.  Nuestro ego es algo sumamente susceptible y un impulsor fuerte a nuestro accionar, si permitimos que esa susceptibilidad sea tan vulnerable, el control de nuestra reacción estará permanentemente fuera de nuestras manos. ¿ Qué es lo malo de esto?  Nos encontraremos muchas veces en situaciones de reacción cargadas de emociones fuertes.  Recaerá mucha más presión en nuestra habilidad de poder controlar nuestras emociones en tiempo real porque están siendo atacadas por los distintos ángulos de quien hayamos traicionado.  Requerirá de mucha humildad de nuestra parte poder aceptar que la persona errada podemos ser nosotros, que quien está cometiendo una traición somos nosotros y quien debe de corregir y hasta pedir perdón con toda la sinceridad del caso más enmendar esta traición somos nosotros.  Esforcémonos en mantener nuestra conducta apropiadamente en toda situación, no dejarnos caer en reacciones desmesuradas que llevaran a algo más complicado.  Siempre intentemos pensar antes de solamente reaccionar, es un ejercicio permanente que se debe de aplicar porque cuesta, no siempre lo vamos a lograr, pero cada vez se hará más fácil.  Una traición tiene dos víctimas, a quien le cometemos la traición y a nosotros mismo porque vamos en contra de nuestro carácter.  Por eso duele tanto recibir una traición y traicionar, obligamos modificar quienes somos para ir en contra de lo que somos para satisfacer algo puntual que es nuestro ego.  ¡Siempre podemos ser mejores, practiquemos serlo, luchemos por serlo!


One thought on “Traicionado

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: