A Comernos El Mundo ¡Ya!

Es absurdo que llevemos una vida en la cual nos dejaremos morder por la vida y nunca jamás damos un mordisco bueno y duro de regreso. Estamos en tiempos en que todos estamos rodeados de algo de incertidumbre. El papel de víctima lo jugarán únicamente quienes se dejan vencer por ese entorno lleno de personas preguntándose, ¨¿Qué va a pasar?¨. Alejate de esas personas, no te dejes jalar como los canechos para abajo en el barril para que ni ellos ni tú puedan salir a conquistar lo que tus sueños te han dicho que es tuyo. ¿No te has cansado de estar dejando pasar las horas, días, meses de tu vida y engañandote de que no has emprendido ese negocio o tu idea ultra prematura de proyecto porque no tienes tiempo? Y todo lo que invertiste en preocuparte por no tener tiempo, donde ha quedado? ¡Desperdiciado! Así como también aquel tiempo que pasaste escuchando a quienes te han dicho que no lo lograras porque no estás lo suficientemente preparado o porque lo que quieres hacer no te luce a ti, que no es tu estilo o ese emprendimiento está fuera de tu alcance. Lo que estas personas y tu no han captado aún, es que TU estas fuera del alcance de ellos y de cualquiera que piense que existe un límite a tu potencial. Déjate de excusas, que el limite lo pones tú, por falta de creer en ti, no busques afuera lo que llevas por dentro, ese fuego lo traes tu y nadie te lo puede regalar, incendia el mundo.

Rodéate de esas personas que están igual de locas que tú, que piensan que pueden cambiar el mundo, que saben que lo pueden hacer. Los ilimitados, las personas sin límites y sueños grandes, pero también, los que hacen. Esto de tener metas e imaginarte cambiando el rumbo de tu comunidad, país o mundo se logra con hechos, mucho trabajo y poco, muy poco miedo al fracaso. Que los muchos tropiezos que te ocurrirán sirvan para que tus pasos caigan más fuertes cada vez, que la marcada de tu huella quede bien delimitada de lo duro que das cada golpe al caer. Demuestra que vas camino para delante y cuando voltees a ver para atrás, sirva únicamente como un recordatorio para decirte a ti mismo, JAMAS pense que podia lograr llegar hasta aquí. Luego rápidamente, vez enfrente nuevamente y cuando veas ese largo camino que falta por recorrer, lo mires más corto y más motivado porque sabes que lograr lo imposible no solo es tu juego, pero te has vuelto en experto en el control de tu vida. Cuando te topas con ese conocido loco que va caminando también el camino derrumbado, entierrado, rocoso y cuesta arriba, con ese aliento que te cuesta mucho para ti mismo para dar el siguiente paso, comparte tu aliento y le das ánimos, porque para el mundo que tú quieres formular, el egoísmo no existe y tu empatía para absolutamente todos los luchadores formaran la maya inquebrantable de personas ganadoras. No pongas mente a las personas que del camino fácil y “sucio” te voltean a ver como si eres un fracasado que trabaja tanto y no logra el éxito. ¿Tu sabes que el éxito no es equivalente a plata no? Mucho menos no equivale a esa comodidad robada al que lucha por cambiar precisamente ese mundo que arrincona a aquellos que necesitan esa seguridad emocional tan gravemente que la aceptación social, como sea que venga es tu meta final. Que poca visión y poca mente ver algo tan importante como tu vida, reducirse a validación por materialismo que exista o pudiera existir. Tu y tu equipo de locos saben que lo material, económico y social llegarán por añadidura cuando finalmente llegues a tu cima, y el sabor de esa agua cristalina, incorrupta por manos humanas sabrá mucho más rica cuando logres saciar esa sed tras tanto sacrificio y trabajo arduo y justo. Estarás parado disfrutando tu nueva perspectiva, consumado y repitiendo a ti mismo, ¨¿Eso fue todo?, ¡Vamos por mas!¨


A comeros el mundo, pero siempre deja para los demás, no necesitas llevartelo todo! El envión que llevamos muchas veces enfocados en el trabajo y logro de metas muchas veces nos lleva a tener visión de caballo con anteojeras. Dejamos de ver a nuestro entorno y olvidarnos que nuestra capacidad ilimitada también nos da tanta fortaleza que podemos y debemos montarnos por un rato a quienes puedan necesitar un aventón. De qué vale que tu mundo sea tan espectacularmente lindo y completo que cuando logras dar un respiro y quieres disfrutar, vez un mundo absolutamente roto y destruido por egoístas que no solo dejaron de ayudar a quien lo necesitaba, pero le quitaron su bocado de la mano justo cuando estaban a punto de morder. Si al mundo lo nutrimos todos, los recursos crecen y nos ajusta para que cada persona pueda tener su pedacito de éxito, recordemos no para todos la meta lleva tantos ceros, para algunos, su felicidad es lograr precisamente esa felicidad sin importar que más exista. Cualquiera que sea tu felicidad lo importante es reconocerla y apuntar hacia ella, válido que puede moverse la meta y aumentar dependiendo de que puedan ser tus necesidades, pero ese diagrama de tu ideal, lo debes de poner tu. No dejes que las injerencias externas dictan que debes de o no debes de aspirar, las sugerencias y consejos que te puedan llegar debes agradecerle, esperando sean bien intencionadas y las que o tambien, lo que si debes, sin ningún titubeo saber es que ninguna es una orden, tú eres tu jefe nadie más.


Regresa a los demás, mucho, a veces hasta desproporcionadamente en contra de cualquier modelo financiero o lógica racional que has aprendido en cualquier aula o experiencia de vida. Cuantas veces necesitaste algo y al extender tu mano lo único que recibías era la brisa entre tus dedos. Nunca olvides ese sentimiento, ni cuando estés arriba ni cuando caigas, de ambos ángulos hay una lección, buscala no esperes respuestas siempre, la llevas tu no yo, es única. El sentimiento que recibes después de haber ayudado a alguien no se logra abarcar ni subiendo un sin número de cimas de éxito, hasta el más alto grado que puedas imaginarte de logro se queda corto al tener a alguien frente a ti que había perdido absolutamente cualquier tipo de esperanza que en el mundo aun existia algo para ellos y se lo lograste revelar y entregar. Esa emoción que puedes sentir por aportar al mundo nunca debes quedarte con ella para engrandecerte, usalo de motivación y regálala de regreso y compartela, necesitamos muchos más motivados, motivadores, regaladores, que quieran y entiendan que compartir con las personas de tus frutos de una manera anti-egoísta es un regalo mucho más grande para ti que lo que acabas de entregar al beneficio de tu hermano. Logra, regala, cambia y si se logra derrumbar por cualquier motivo, pasa, es común, fracasos son parte del aprendizaje, sabelo, fracasar no es equivalente a fracasado, eso solo pasa a quienes se dan por vencidos, y tu no lo harás jamás. Ten apetito para satisfacerte a ti mismo, para alimentar a tu familia y luego no te excedas de gula para almacenar lo que eventualmente se podrira por no utilizarse. Comamonos en el mundo, saquemos todos los nutrientes, llenemos nuestros tanques de sabiduría y empatía, esas son la sal y pimienta que darán sabor a tu éxito. Mantente con más miedo a lo fácil que está siendo peleado por los perezosos, descartalo, olvidate de que existe, no seas jamás de tan mente pequeña que te dejas enamorar por los espejitos y ruidos atractivos, busca crear esa nueva adicción para el mundo, con ese ingrediente secreto que lo distinguirá de todo lo que ya ha sido explotado. ¿Ya sabes cual es no, o aún no identificas que es lo que necesitas para comerte el mundo? Ese ingrediente de receta ultra secreta y única en el mundo, eres tu!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: